Calidad

Promesa de calidad

Dr. Oetker pretende expresar la altísima calidad de sus productos con su eslogan: “La calidad es la mejor receta”. Sin embargo, el concepto de calidad no se vincula únicamente a las propiedades organolépticas de los productos, sino que gracias a la cuidadosa selección de las materias primas y al cumplimiento de unas estrictas pautas de calidad durante todo el proceso de producción también se hace extensible a una altísima seguridad alimentaria de los mismos.

Todo ello sin olvidar que la producción de las materias primas se lleve a cabo en condiciones respetuosas con el medio ambiente.

 

 

Garantía de calidad

Los productos Dr. Oetker no sólo proporcionan una experiencia organoléptica especial, sino también un estándar de calidad y seguridad muy elevado. Las materias primas de los proveedores deben cumplir unos requisitos muy precisos y superar controles de calidad muy estrictos. Además, todo el proceso de producción se controla constantemente, para verificar que cumple las normas de calidad relativas a seguridad del producto, con buenos resultados asegurados.

Ser capaces de garantizar la calidad es uno de los objetivos predominantes en la empresa Dr. Oetker y se practica durante todas las fases del ciclo vital de los productos. Para garantizar el elevado estándar de calidad y seguridad de sus productos, Dr. Oetker adopta numerosas medidas para detectar eventuales riesgos en el transcurso del desarrollo, la producción, el embalaje y el transporte.

En este punto se determinan los estándares y se definen todos los parámetros de calidad, desde la adquisición de materias primas y materiales de embalaje hasta la especificación de instrucciones de preparación para los clientes profesionales de restaurantes, hospitales, cafeterías, hoteles o comedores escolares.

 

 

Calidad en cada fase de la producción

La preocupación por la seguridad y la calidad empiezan ya durante la primera fase de concepción del producto y embalaje, desempeña un papel determinante en la selección y el control de las materias primas.
En la producción, la garantía de la calidad conlleva el control constante de los estándares y el cumplimiento estricto de las normas de higiene.
Durante el transporte hay que asegurarse, sobre todo, de que la mercancía no sufra daños y que su origen sea siempre claramente identificable. Mediante el contacto con los consumidores se comprueba si los productos y las instrucciones de preparación satisfacen sus expectativas.

 

Control y gestión de la calidad

El control de calidad garantiza el cumplimiento de estos estándares durante la producción a través de controles intensivos en la empresa y en el laboratorio. La documentación sistemática de los resultados permite la trazabilidad completa del proveedor en cualquier momento. Las materias primas, los productos semielaborados y los terminados se verifican regularmente, y los resultados de las pruebas se documentan con la ayuda de un sistema de información y gestión de laboratorio.

Para cada materia prima, así como para cada producto semielaborado y producto terminado, se almacenan y documentan muestras y parámetros de naturaleza sensorial, químico-física y microbiológica. Además, las especificaciones detalladas especifican parámetros de calidad que los proveedores deben cumplir. Los productos solo se lanzan cuando se cumplen los criterios especificados. Los requisitos también se definen para el almacenamiento, las rutas de transporte y los vehículos para garantizar la calidad perfecta de los productos en cualquier momento.

Como se lleva a cabo en Dr. Oetker Professional: nuestra principal fábrica de productos para el canal profesional en Ettlingen, está certificada entre otras cosas, de acuerdo con el estándar mundial de gestión de calidad (DIN EN ISO 9001, 14001 y 50001 y FSSC 22000). Son los auditores externos independientes quienes verifican regularmente la efectividad y el cumplimiento de estos sistemas. Auditorías adicionales en los fabricantes y proveedores de materias primas también es un estándar en Dr. Oetker Professional.

Asegurar la calidad en Dr. Oetker se realiza siguiendo el sistema HACCP (Hazard Analysis of Critical Control Point), que define las pautas para los controles internos en la producción y analiza el proceso de fabricación con respecto a eventuales riesgos sanitarios. Las correspondientes medidas de control, aplicadas en puntos muy bien definidos, garantizan la seguridad y la calidad de los productos.

 

Evitar la destrucción de alimentos

Para Dr. Oetker calidad también significa una gestión ética de los alimentos. Como empresa del sector alimentario con sentido de la responsabilidad, Dr. Oetker comparte la crítica pública al despilfarro de alimentos y ha adoptado las medidas pertinentes para evitarlo.

Medidas para frenar la destrucción de alimentos

El hecho de que, sobre todo en los países industrializados occidentales, se tiren alimentos a la basura (a veces incluso dentro de su envase original) impulsa ya desde hace años a Dr. Oetker a tratar este tema con sensibilidad.

Dr. Oetker se esfuerza en aprovechar todas las materias primas en la medida de lo posible, para evitar residuos. Ello requiere una estrecha colaboración entre las áreas de Compras, Planificación de la producción y Planificación de ventas.

Dr. Oetker organiza el transporte de modo que las mercancías fabricadas se entreguen en estado impecable. Si la mercancía en algún caso no se ajusta a las elevadas exigencias de calidad, se estudia un aprovechamiento alternativo de la misma.

Mediante una buena organización y logística durante todo el proceso de producción, se pueden evitar en la mayoría de los casos los residuos, los rechazos por calidad defectuosa y la sobreproducción, reduciendo así al máximo posible la destrucción de alimentos.

 

 

Estándares de compras

Para cumplir con su responsabilidad en el aprovisionamiento de materias primas, Dr. Oetker ha diseñado estándares de compras propios, enfocados al cumplimiento de los requisitos de calidad y de las condiciones de producción socialmente aceptables y respetuosas con el medio ambiente en las empresas proveedoras.

El Food-Standard de Dr. Oetker

El Food-Standard de Dr. Oetker describe y fija de forma vinculante criterios exactos para los proveedores. Según estos criterios los proveedores de materias primas deben demostrar que tienen implantado un sistema de trazabilidad operativo, controlado y documentado, según el reglamento básico 178/2002 de la UE.

Además, este estándar contempla también las exigencias de protección de animales y la conservación de especies en peligro. Los proveedores tienen que demostrar, por ejemplo, que pescan el atún protegiendo siempre a los delfines y que la carne de pollo y los huevos proceden exclusivamente de sistemas de cría extensivos. En el caso de la carne y los productos cárnicos, los antibióticos están autorizados exclusivamente para combatir enfermedades en los animales. La utilización de antibióticos como ayuda para el engorde o para potenciar el crecimiento, así como el empleo de otros medios para estos fines están terminantemente prohibidos para los proveedores de Dr. Oetker.

La biotecnología tiene un grado de aceptación variable en el mundo, y en los países miembros de la UE especialmente, se la ve con escepticismo. Dr. Oetker se adapta a los deseos predominantes de los consumidores y, por lo tanto, no utiliza materias primas modificadas genéticamente. Si la agricultura llegara a ampliar sus superficies cultivadas con plantas útiles modificadas genéticamente de forma que se llegaran a producir cambios dignos de mención y demostrables por encima del valor de referencia legal, Dr. Oetker informaría inmediatamente a sus consumidores.

 

Manual internacional de proveedores

Atendiendo a su responsabilidad social, Dr. Oetker se esfuerza también por cumplir estándares sociales en la cadena de suministro. La empresa ha implantado con este fin un manual internacional de proveedores, que es objeto de todos los contratos con proveedores.

En virtud del mismo, todos los socios comerciales de la empresa se comprometen a cumplir determinados estándares sociales en la producción y a vigilar de forma vinculante que las condiciones laborales de sus subcontratistas cumplan también este estándar. Los estándares exigidos están en consonancia con las disposiciones de la “Organización Internacional del Trabajo” (OIT).

Dr. Oetker no tolera el trabajo infantil ni el trabajo forzoso en sus empresas proveedoras o los subcontratistas de éstas. La jornada laboral semanal y diaria máxima admitida tiene que ajustarse, como mínimo, a las leyes y reglamentos habituales de cada país. Además, el salario tiene que equipararse al estándar mínimo legal o sectorial, eligiéndose siempre el más elevado de los dos.

 

 

Valoración de proveedores

Para evitar caídas de calidad, Dr. Oetker ha desarrollado además de los estándares de compras propios, un sistema para valorar a sus proveedores y asistirles al mismo tiempo en sus actuaciones de mejora.

Métodos de inspección exigentes

Mediante exigentes métodos de inspección se asegura la calidad de las materias primas adquiridas y se vigila el cumplimiento de los estándares medioambientales, de seguridad y sociales.

Además del control continuo, también se llevan a cabo auditorías a los proveedores. Éstas, son un proceso llevado a cabo en varias fases y se realizan basándose en un sistema unificado a escala internacional: primero tiene lugar la autovaloración de los proveedores mediante cuestionarios específicos para cada sector. En dichos cuestionarios se subrayan las exigencias de Dr. Oetker en los ámbitos de la calidad, la seguridad, la salud, el medio ambiente, los derechos humanos, las condiciones laborales y la anticorrupción. Además, personal de Dr. Oetker visita las plantas, comprueba in situ el cumplimiento de los estándares y sistemas de gestión requeridos manteniendo entrevistas con las personas implicadas y realizando conjuntamente un recorrido por las instalaciones de fabricación.

Finalmente se realiza la valoración de la auditoría. Una vez un proveedor ha sido valorado con éxito, se continúa realizando visitas periódicas al mismo. Si un proveedor no cumple los requisitos que se le plantean, se diseña un plan de actuaciones y se fija un plazo, dentro del cual se deberán haber implantado las subsanaciones. De esta forma, los estándares de la empresa se establecen también en las empresas proveedoras, donde son secundados y se garantiza su cumplimiento.
Cuando un proveedor no coopera o infringe disposiciones legales, Dr. Oetker inicia un procedimiento de advertencia y suspende los pedidos al proveedor. En última instancia la empresa da por finalizada la relación comercial con el proveedor.